jueves, 16 de enero de 2014

Tonterías

"Té con especies" — lee Manuel en la carta — "Mira, té con elefantes, té con tigres, té con leones..."
Y yo sonrío, cómplice de sus tonterías.

¿A qué altura se decide si el salto es de suicida o de valiente?

Miré hacia delante y lo único que vi fue un cadáver y a mí. Vaya, un cadáver, en cuanto suba un poco más la marea será un nenúfar de carne flotando. ¿Qué le habrá pasado? Seguramente nada importante. Hoy en día la gente muere por moda.
Y luego estoy yo, que en cuanto suba la marea me habré alejado de aquí. La verdad es que no puedo, aunque me gustaría ir a dar un paseo. Lástima que el cadáver y yo seamos la misma persona.

Todo es eterno mientras dura, como diría Sabina

El astrónomo pasó su vida en busca de un nuevo planeta. Antes de morir, subió al desván, cogió el pompero con el que jugaba de niño  y envió una burbuja al espacio. Burbujas — pensó — esos breves planetas.

sábado, 11 de enero de 2014

Para mi epitafio (II)

"Se lo merecía"

Cuidado con el "pero"


Perspectiva

El conejo se sentía mago cada vez que conseguía hacer aparecer una mano en la chistera.

Punto y amarte.

Esta ruleta solo sabe
del vicio de hacernos daño. 
Porque donde yo pongo un punto, tú una coma.
Y acabamos en la misma cama, 
prolongándonos la historia.

No os compliquéis buscando por quien morir 
buscad por quien no hacerlo, 
yo lo tengo, y vivo, 
alguien que me abre su infierno 
cada vez que tengo frío. 

Yo antes creía en muchas cosas 
pero ya no me acuerdo 
serían tonterías, supongo. 
Ahora sólo creo en tus rizos y en tu mirada,
en los mensajes en morse de tus pasos. 
Todo lo demás es mentira.

Haced la guerra que causa menos víctimas que el amor


Con los zapatitos de cristal

En halloween la pequeña no dibuja caras en las calabazas. Ella las deja debajo de la luna con la esperanza de que alguna se convierta en carroza.